La depresión, ¿qué es y cómo superarla?

Superar la depresión y vivir bien

Despertar un día y sentirnos abatidos, desanimados, creyendo que nada tiene salida, es muy distinto a manifestar síntomas severos de modo permanente. Y es que la depresión puede hacerse presente durante cualquier momento de la vida, superar la depresión y vivir bien por tanto se convierte en una necesidad y en un objetivo a alcanzar.

A veces sin una causa aparente. Pero lo cierto es que puede existir una predisposición genética, o hasta la pérdida de un ser querido o un desamor, que puedan sumirnos en este estado de ánimo. Quienes han atravesado un cuadro depresivo, saben muy bien lo que siente, y se deja de sentir. De cómo esta condición afecta el trato con el resto, y la vida en general.

Se puede creer que es sólo un estado de tristeza, pero de forma recurrente, puede ser algo más. Es importante que una condición psiquiátrica como la depresión, sea diagnosticada a tiempo para así ser tratada. De lo contrario, la persona afectada puede incluso hasta atentar contra su propia vida, con el fin de acabar con ese estado de pesadumbre y desaliento.

Una persona depresiva puede despreciar el quehacer cotidiano, y no disfrutar de lo simple de la vida. Esto lógicamente afecta sus relaciones amistosas y sentimentales, evitando llevar un comportamiento normal dentro de la sociedad. Sin embargo, hay que resaltar que siempre hay una solución a todo, y la depresión no es la excepción.

¿Qué es la depresión?

La depresión clínica se caracteriza por ser una enfermedad psiquiátrica que afecta física y emocionalmente a quien la padece. Es un trastorno del estado del ánimo que se acompaña de sentimientos de infelicidad, abatimiento y culpabilidad. El término médico empleado abarca una serie de síntomas y otros trastornos que se asocian con la depresión. Irritabilidad, tristeza, frustración, hasta trastornos sistémicos.

Cuando la depresión se profundiza, puede llegar a afectar la vida diaria de la persona. Desde su trabajo, estudio o relaciones interpersonales. Afronta sentimientos de decaimiento, tristeza, y pierde todo interés en su entorno. En casos severos, la persona depresiva puede llegar al suicidio, por no ver una solución aparente a su condición.

Pero superar la depresión puede ser posible a través de terapias psicológicas o psiquiátricas, y en casos de gravedad se emplean tratamientos farmacológicos a base de litio para lograr una respuesta de sus neurotransmisores. Todos en algún momento podemos afrontarla y vivir bien solo debemos ser conscientes de que existe una salida, y que no todo lo que nos rodea es gris.

¿Cómo superar la depresión?

Cuando la depresión no es crónica, se pueden seguir una serie de pasos para oxigenar nuestros pensamientos, y lograr un equilibrio que nos evite seguir avanzando hacia un callejón sin salida. Siempre podemos hacer lo que verdaderamente nos gusta, vivir bien, compartir con los seres amados y disfrutar de algo en particular que nos haga feliz.

Haz lo que te gusta

Ponte en movimiento, y retoma esa actividad que te tanto te apasionaba. Pintar, cantar, cocinar, correr. Haz algo que te haga sentir mejor, y mantén tu mente ocupada en pensamientos positivos. Debes recuperar la ilusión y las ganas de vivir, y aunque te parezca difícil, debes hacer el esfuerzo por mejorar tu estado de ánimo.

Cambia tus Pensamientos

Identifica todos esos pensamientos como “no puedo”, “soy un inútil”, “jamás superaré esto”, y trata de cambiarlos por otros más positivos, superar la depresión es posible. De ti depende pensar de una manera que te haga sentir mejor contigo mismo. En ti esta la voluntad para hacer del cambio lo más positivo.

Relájate

Estudios han comprobado que por medio de la relajación, conseguimos un estado de tranquilidad física y mental que puede ayudarnos durante un cuadro depresivo. Tus pensamientos no serán negativos, y la impulsividad y tu actitud frente a la cosas se verán de un modo más sereno.

Afronta las situaciones

El evitar ciertas situaciones nos “protege” de atravesar la sensación de miedo o ansiedad en el corto plazo. Pero siempre hemos de aprender a afrontar las situaciones, y ser capaces de conocer nuestros límites y superar las cosas. Es una solución efectiva al mediano y largo plazo para manejar el día a día.

Y cuando el cuadro depresivo es crónico, y la persona está sumida en una tristeza profunda, suele recurrirse a tratamientos farmacológicos y psicológicos.  Esto para conseguir una respuesta en el combate contra esta condición.

Tratamiento Farmacológico

Se ha demostrado que este tipo de tratamiento resulta altamente efectivo para quienes atraviesan una depresión crónica o psicótica, peor en el resto de tipos de depresiones. Para ello se emplea antidepresivos, o medicamentos que buscan reactivar la segregación de serotonina, responsable de hacernos sentir un estado de bienestar.

 

Psicoterapia

La psicoterapia suele ser más efectiva en el resto de los tipos de depresión. A través del intercambio verbal entre el terapeuta y su paciente, se suelen identificar las raíces de tu estado de ánimo severo. Al igual que se manifiestan otras características que evidencian como puede ser tratada de mejor forma la depresión.

Existen distintos tipos de psicoterapias, destinadas a brindar una solución a un problema en particular. Para ciertos pacientes es mejor la terapia cognitiva, pues se cree que su condición se debe a un cambio de su modo de pensar. La terapia interpersonal está enfocada en resolver cuatro potenciales causas relacionadas con personas del entorno. Y la terapia conductual busca modificar el tiempo y las actividades de la persona de modo que se sienta mejor.

Síntomas de la Depresión

Se debe estar atento ante ciertos síntomas o indicadores de una potencial depresión. Esta se manifiesta de distintos modos, afectando la rutina diaria de la persona.

  • Por lo general quien atraviesa un cuadro depresivo se muestra irritable la mayor parte del tiempo.
  • La depresión trae consigo el desarrollo de otros trastornos, como el insomnio. La persona no puede conciliar el sueño fácilmente, afectando el cansancio su calidad de vida.
  • Sentimientos de rechazo hacia uno mismo.La persona puede sentirse inútil, odiarse a sí misma, y no aceptar su forma de ser.
  • Sentimientos de desesperanza.Quien sufre de depresión, no ve una salida. Se sumen en un estado mental profundo de decaimiento que no le hace percibir las posibles soluciones, o los aspectos positivos que pueden generar un cambio en su ánimo.
  • Desinterés.Por lo general la persona. pierde cualquier tipo de interés o placer en actividades o rutina que anteriormente le hacían feliz. Su dinámica cambia en la medida que deja de interesarse en lo que lo hacía feliz.
  • Cambio en el apetito.Dependiendo del caso, la persona puede aumentar o disminuir de peso. La depresión afecta el apetito, de modo que su peso varía drásticamente.

Estas son solo algunas de las señales de alguien que puede estar padeciendo depresión. Hay que estar atentos a ellos para un diagnóstico temprano que permita su tratamiento a tiempo.

Para las personas que sufren de depresión es importante brindarles el apoyo y ayuda necesaria a fin de que puedan superar este trastorno del ánimo. Hay personas que no cuentan con ningún tipo de apoyo, pero reciben asistencia profesional transitoria mientras se mejoran, a fin de evitar que sean internados en psiquiátricos.

Esta enfermedad afecta la calidad de vida de las personas, y las sume en una tristeza profunda que puede desencadenar la muerte. Lo importante es saber que si existe una salida a ella, y  se puede vivir bien.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies